ATENCIÓN

Queridos lectores,

Este espacio a evolucionado a algo un tanto diferente, los invito a que me continúen leyendo en mi nuevo blog, titulado Totally Unrated 2.0

Saludos y hablemos de cine.

miércoles, 23 de enero de 2008

Death Sentence (2007) - Vengar la sangre

Ya he mencionado en otras críticas que me encantan las películas que tratan con el tema de la venganza. Simplemente la idea de un tipo al que le fue hecho un mal (intentaron asesinarlo, mataron a un miembro de su familia, o algo así) tomando armas y yendo tras los culpables buscando sangriento y brutal ajuste de cuentas siempre es algo interesante y muy emocional para mí. Claro, por eso me considero un gran fan de los personajes de comics The Punisher, que es un vigilante armado hasta los dientes, y claro, Batman, que es un poco mas light que Punisher, pero se manda por la ley de erradicar el crimen como manera de vengar a sus difuntos padres. El punto es como sea que me lo sirvas, la venganza energéticamente le sube el nivel a una película a mis ojos, aunque algunas no funcionen también como deberían como por ejemplo "The Brave One" (Valiente, en México). La película de la cual hablo hoy trata con venganza por si no lo habían adivinado y se llama "Death Sentence" dirigida por el de pronto sobrevalorado James Wan, director del primer filme de la desorbitadamente lucrativa franquicia de "Saw" lanzada en el 2004. El filme está escrito por el guionista Ian Jeffers, que fue su primer crédito como escritor de cine acorde a algunas fuentes. Lo interesante es que la película está basada en la novela de Brian Garfield del mismo nombre, que es secuela directa de otra famosa novela del mismo autor que fue lazada como película en 1974 y protagonizada por Charles Bronson, que más o menos es la quinta esencia de los filmes vigilante o de venganza, claro, la icónica "Death Wish" (El Vengador Anónimo, en México). Claro, acorde a lo que he leído esta versión fílmica de "Death Sentence" parte muy lejos de la raíz original cambiando los personajes, y las locaciones pero sigue siendo la misma esencia. Sangrienta venganza. La historia sigue al profesionista Nick Hume (Kevin Bacon) quién vive una vida feliz al lado de su esposa Helen (Kelly Preston) y sus dos hijos. Cuando su hijo mayor, Brendan (Stuart Lafferty) es asesinado en un acto de iniciación de una pandilla, la vida de Nick y su familia empieza a descender en tristeza, pero cuando el sistema falla y la sentencia posible para el asesino de su hijo no le parece justa, Nick decide tomar la justicia por su propia mano empezando una violenta y difícil guerra contra la sádica pandilla de criminales liderada por el volátil Billy Darley (Garrett Hedlund). Creo que "Death Sentence" no se sale mucho de sus películas compañeras que tratan de lo ya mencionado, vengadores, vigilantes, y todo ese tipo de temas, pero aún así se las ingenió para entretenerme mucho y hacer valer mi tiempo. En lo personal creo que el sobrevalorado James Wan ha tenido demasiada cobertura por haberdirigido la película que conocemos como "Saw" que no es un mal filme, de hecho es el que más me gusta de todas las que hay hasta ahorita, pero se me hace muy tonto tratar de vender su imagen como un director capaz de producir éxito tras éxito. Su estilo vivaz, de rápida edición, flashazos de luz en pantalla y giros 360° con una maniática cámara funcionaron hasta cierto punto en "Saw" y luego se volvieron algo molestos. En mi opinión, Wan toma las riendas de un proyecyo más serio en "Death Sentence" y sabe manejarse mejor, dejando el estilo MTV un poco en segundo plano para enfocarse un poco en acción más visceral, intensa y planos más detallados. Quizá pueda enfretarse a material más complicado y crear filmes más interesantes en el futuro ya que va en buenos pasos con este intenso thriller melodramático, "Death Sentence". En cuestión de historia, estoy seguro que el libreto de la película se ha de haber leído como cualquier otro que trata sobre un padre sediento de venganza que va más allá de su persona para vengar lo perdido, claro con un par de escenas de acción sobresalientes por aquí y por allá, y también con algunas líneas de diálogo fuertes y efectivas. Como en toda película se explora la transformación del personaje pero creo que aquí la película es donde tiene más éxito, mostrando como el personaje de Kevin Bacon, el simple y tontín profesionista fan del hockey y con un profundo amor a su familia (como cualquier padre héroe en las películas de Hollywood) se va desmoralizando y su alma se va deshaciendo mientras se convierte en la misma materia y escoria que anda cazando con rabia en su ser.También es todo un trabajo interesante para Bacon en términos actorales, ya que este actor no lo relaciono mucho al interpretar personajes bonachones (aunque si lo ha hecho varias veces en su carrera) siempre para mí, Kevin Bacon es un tipo medio loco, perturbado o simplemente el villano y aquí en esta película hace bastante bien trabajo en vender la idea de que es un simple tipo de clase media-alta de los suburbios de Estados Unidos, que para el final de la película lo vemos como un simple maleante que anda por ahí asesinado gente en una fuga homicida alimentada por la venganza. Más que la historia en si lo que sobresale es como es llevada a la pantalla, con una visceral y muy penetrante fotografía y paleta de colores, música intersante que va a tono con el sufrimiento y caos que vemos en pantalla y una sólida dirección de James Wan, que aunquea veces es un poco flash/cut/flash al estilo de la escuela de MTV y Michael Bay, detiene su lente lo suficiente como para poder ver a los ojos a un par de personajes. También influye mucho las actuaciones bien entregadas del elenco incluyendo a Bacon por supuesto, Kelly Preston quién interpreta a su esposa de manera genérica pero sirve. Garrett Hedlund es memorable actuando en el rol del "malo" de la película, el pintoresco villano pandillero Billy Darley. El personaje se impone durante la duración y es definitivamente un peligroso contricante a los ojos de nuestro héroe Nick Hume. Aisha Tyler interpreta a una detective que sigue el caso relacionado con el personaje principal, y le muestra a muchas actrices (especialmente a la patética Demi Moore en "Mr. Brooks") que se puede interpretar a una mujer policía sin tener que estar actuando "ruda" y "masculina" todo el maldito tiempo, aunque tampoco fue nada fuera de lo común. También en un lindo giro de lo usual, John Goodman se aparece para interpretar a Bones Darley, un despreciable y sucio delincuente traficante de armas que a diferencia del 99.99% de los roles pasados de Goodman, habla con lenguaje altisonante y no es una amable persona así que fue interesante escuchar algunos "fucks" y "shits" de la boca de bonachon y siempre bueno John Goodman (ironía que su apellido es "good man"). Mentiría si dijera que "Death Sentence" te atrapa más en el sentido emocional que en el sentido de la acción y la destrucción de despreciables pandilleros, por eso pienso que las escenas extras que expanden el melodrama podrían haberse reducido con más disparos y muertes, pero bueno, uno no siempre tiene lo que quiere y la película fue lo suficientemente interesante y entretenida para ser de mi agrado. Su estrategia de darle la misma atención a la historia en su nivel emocional y al nivel de acción y entretenimiento fue algo ambiciosa pero de todas maneras la admiro, ya que me adentró mucho más que digamos "The Punisher" o la ya previamente mencionada "The Brave One". La película termina siendo un brutal entretenimiento con delirios de drama intenso que de pronto salen un poco a la superficie para hacernos creer por algunos momentos que nos importan los personajes, pero solo por algunos momentos, lo demás es simplemente ver acción y violencia y cuando no hay por algún tiempo preguntarte ¿cuando van a matar al que sigue?, eso para mí, fue suficientemente entretenido y agradable. Dénle al filme una oportunidad.
"Don't let me smell fear on you. Fear is for the enemy. Fear and bullets, lots of fucking bullets" - Bones Darley

6 comentarios:

Sesión Golfa dijo...

Muy buena pinta tiene la peli. Me imagino que te habrás enterado de lo de Heath Ledger. La bomba, ¿eh? En fin...
Saludos.

Sam_Loomis dijo...

Sí, si me enteré... devastador. Pero bien, la película es bastante buena para pasar el rato.

Jaime Lorite dijo...

Tengo muchísimas ganas de verla. Si algún día se estrena en España (¡ni siquiera hay fecha de estreno!), pasaré por cines.
La idea de Kevin Bacon, como asesino vengador, me pone los pelos de punta. En serio. Es un actor espléndido.
Por cierto, "The Brave One", flojísima. El desenlace me provocó, personalmente, una carcajada. Y eso que Neil Jordan tiene películas muy interesantes.

¡Un saludoQ

Jaime Lorite dijo...

Tengo muchísimas ganas de verla. Si algún día se estrena en España (¡ni siquiera hay fecha de estreno!), pasaré por cines.
La idea de Kevin Bacon, como asesino vengador, me pone los pelos de punta. En serio. Es un actor espléndido.
Por cierto, "The Brave One", flojísima. El desenlace me provocó, personalmente, una carcajada. Y eso que Neil Jordan tiene películas muy interesantes.

¡Un saludo!

Psicodeliazombie dijo...

Asi da gusto.... Hollywood no esta muerto ahun... estas obras lo mantienen arriva todavia... le tengo muchas ganas a esta movie...!!!

Tarquin Winot dijo...

Kevin Bacon es un actor como la copa de un pino y en esta película consigue una de sus mejores interpretaciones.

La película es previsible y excesivamente alargada, pero sus primeros veinte minutos funcionan como un reloj, tiene una persecución a pie de más de un cuarto de hora que, simplemente, es in- me-jo-ra-ble y es brutal como pocas.

Dudo que la estrenen en España, pero si lo hace, es recomendable hacer el esfuerzo.

Gran blog, por cierto.