ATENCIÓN

Queridos lectores,

Este espacio a evolucionado a algo un tanto diferente, los invito a que me continúen leyendo en mi nuevo blog, titulado Totally Unrated 2.0

Saludos y hablemos de cine.

martes, 28 de julio de 2009

Terminator 3: Rise of the Machines (2003) - Más máquinas, más comedia, menos Cameron

Mucho se ha dicho acerca de la franquicia de Terminator, especialmente acerca de las primeras dos películas, y en lo personal, es una de mis franquicias favoritas sin duda alguna y la verdad, la segunda película de Terminator es sin duda mi película de acción/ciencia ficción favorita de todos los tiempos. Sabemos que el legendario cineasta James Cameron lanzó en 1984 su “ópera prima” por así decirlo, después de haber dirigido “Piranha II: Flying Killers” (Piraña 2, en México) escribió y dirigió “The Terminator” conocida en México como “Terminator” a secas, sin el “The”, jeje. Claro, el filme era una película de serie B producida por muy poco dinero, y escrita y dirigida por un virtual desconocido, y presentaba al físico culturista Austriaco convertido en actor, Arnold Schwarzenegger en el papel de un Cyborg asesino mandado al año 1984 para eliminar a Sarah Connor, futura madre del líder de la resistencia humana en la futura guerra post-apocalíptica contra las avanzadas máquinas y su misión de dominar el planeta. El filme rápidamente ganó estatus, y su secuela multimillonaria fue lanzada en el año 1991, “Terminator 2: Judgement Day” (Terminator 2: El Día del Juicio, en México) ésta vez presentando a Schwarzenegger en el mismo rol del Cyborg asesino, pero ahora reprogramado para ser “bueno” y proteger al futuro líder de la humanidad, John Connor quién en el presente del filme es solamente un niño pre-adolescente que extraña a su madre, del frío y temible T-1000, el robot enviado por las máquinas para liquidarlo. El filme mostraba efectos especiales de punta creados por computadora, un presupuesto bastantes veces más grande que el de la primera película y es considerada una de las mejores secuelas en la historia del cine, y en lo personal, creo yo que es mejor que la primera.Así, la franquicia ya cimentando a Arnold Schwarzenegger como una muy rentable estrella del cine de acción, y marcando su lugar en la cultura pop y la historia cinematográfica mundial, el título de Terminator permaneció dormido (me refiero a no tener otra secuela en producción) hasta el año 2003. Ese fue el año en que se lanzó la película de la que hablo hoy. “Terminator 3: Rise of the Machines” (Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas, en México) lanzada 12 años después de la segunda parte fue una película en la que muchos no tenían mucha fe, pero muchos al mismo tiempo sabían que tarde o temprano iba a llegar. Schwarzenegger era siempre cuestionado acerca de una hipotética tercera parte de la serie de Terminator y el siempre comentaba que si James Cameron, escritor y director de las primeras dos, y obviamente creador de éste universo accedía a hacer una tercera parte, por el estaría encantado de participar. Al mismo tiempo, James Cameron siempre se negó a volver a visitar el universo Terminator que lo había hecho tan rico, famoso y respetado. Obviamente el dinero habla, y a Arnold Schwarzenegger le fueron ofrecidos jugosos 30 millones de dólares por volver a encarnar al robot favorito de todos, el Terminator T-800 modelo 101. “Terminator 3: Rise of the Machines” fue dirigido por Jonathan Mostow quién antes había sido responsable por el thriller de acción de 1997 protagonizado por Kurt Russell “Breakdown” (Sin Rastro, en México) y un filme sobre submarinos que nunca me llamó la atención del año 2000 llamado “U-571”. Mostow dirigía un libreto escrito por John D. Bracanto y Michael Ferris quiénes antes de esto habían sido responsables del sólido filme de misterio y acción “The Game” (El Juego, en México) y otro thriller, “The Net” (La Red, en México) que resultó bastante mediocre. Además, a excepción de Schwarzenegger nadie del reparto principal regresaba para la tercera parte, ¿Entonces esto era una receta para el desastre conducida simplemente por el deseo de ganar millones de dólares en taquilla?El fime nos sitúa en el 2003,y conocemos a un John Connor (Nick Stahl) de unos 23 años, que se ha convertido en una especie de trotamundos, viviendo la vida al día, sin una dirección fija, ni manera de rastrearlo temiendo que las malvadas máquinas que dominaban el mundo en un futuro que supuestamente ya habían evitado volvieran a cazarlo. Así, llegan al año 2003, dos máquinas del futuro, una, llamada Terminatrix o T-X (Kristanna Loken) un avanzado Cyborg asesino capaz de amalgamar varios tipos de armas de su propio cuerpo, copiar sujetos y controlar otras máquinas, enviada para eliminar a Connor si se puede, ya que él no ha sido localizado aún y al resto de su equipo en la futura resistencia humana. Y por el otro lado, la resistencia humana a enviado a un obsoleto modelo T-101 (Arnold Schwarzenegger) para que una vez proteja al valioso John Connor de ser asesinado por la maligna y avanzada máquina enviada con esa misión, así también, Kate Brewster (Claire Danes) que tiene que ver con el pasado de John, se involucra en los sucesos. Ahora, el obsoleto T-101 tendrá que usar al máximo sus recursos para proteger a John y a Kate de la imparable T-X.Yo soy un gran seguidor de la franquicia de Terminator (aunque nunca me ha interesado mucho el programa de televisión "Terminator: The Sarah Connor Chronicles") crecí viendo éstas películas y realmente nunca dejan de gustarme ni entretenerme, así que naturalmente en los tiempos que ésta película estaba a punto de ser estrenada yo estaba listo para ir a verla súper emocionado. Emocionado, aunque sabía que la fórmula no iba a ser la misma, sabiendo el cambio en el elenco, los personajes, el director y el escritor, y juzgando por los trailers sabía que “Terminator 3: Rise of the Machines” iba a ser una película muy, pero muy diferente a sus predecesoras. Para empezar, la primera película “The Terminator” se siente sofocante, oscura y sucia, casi tiene la atmósfera de una película de horror, el Terminator se vuelve una especie de slasher por así decirlo, constantemente detrás de Sarah Connor interpretada a la perfección por Linda Hamilton, brindando un elemento de horror a la acción y ciencia ficción de la cinta. La secuela, cambia su cinematografía y su ambientación a una escala un poco más grande, obviamente siendo una película de amplio presupuesto, “Terminator 2: Judgment Day” se siente fría, nocturna, metálica filmada en grises, negros, azules oscuros, etc. y al igual que la primera película, la historia se toma a sí misma completamente en serio y las actuaciones y las situaciones de absoluto peligro o drama efectivo. Y luego tenemos a “Terminator 3: Rise of the Machines” que nos viene a entregar una atmósfera virtualmente no-existente, con nuevas caras jóvenes y frescas, nunca antes enfrentadas a una historia como ésta en la carrera de los actores, ni Nick Stahl, ni Claire Danes habían experimentado trabajar en un filme de ésta magnitud, ni en éste género. Jonathan Mostow, el director presenta la historia de T3 casi siempre en el día, con el sol iluminando el paraje Californiano probablemente el 90% de la película, a excepción del principio el filme toma lugar siempre a la luz del día, aunque suene como algo un poco trivial o que no se nota mucho, uno se da cuenta casi instantáneamente desde los trailers que ésta película tiene un aspecto mucho más animado, limpio, y casi más alegre que los filmes pasados. Ese es uno de los problemas e inconsistencias que tiene T3 con las primeras dos cintas. Además, la historia está plagada de auto referencias y guiños a la audiencia que a veces te sacan un poco de lo que está ocurriendo como espectador, y sin ignorar uno de los problemas más grandes y significativo que creo yo tiene ésta película, la sobrecarga de comedia. En cada casi momento en que se puede insertar una línea, un gesto o una referencia cómica, Mostow las deja ir, quitándole el momentum o tensión que el filme tal vez estaba acumulando. No necesitamos ser críticos de cine para decir fácilmente que “Terminator 3: Rise of the Machines” es mucho peor que la primera y la segunda cinta.Pero… aún así logró gustarme. Claro, el filme contiene muchos problemas y no es nada comparada con las cintas de Cameron, pero, aún así es un popcorn film entretenidísimo y la historia que intenta contar entre tanta comedia y auto parodia, es una historia digna de la franquicia de Terminator, que sin entrar en spoilers todavía, logra cimentar cierta plausibilidad, continuidad y hasta cierto punto “realismo” en los hechos de las tres películas. John D. Bracanto y Michael Ferris, entre risas y líneas de diálogo a veces malas, escribieron una historia seria que logra darle completa circunferencia a los eventos que ocurren en el “pasado” culminando en una nota dramática y efectiva para así dejar que la franquicia continúe “en el futuro” y tenga más o menos una coherencia. En cuanto a los actores, aún siendo demasiado comediante en ésta entrada, Arnold Schwarzenegger logra hacer que el personaje del Terminator luzca, brille y sea carismático y memorable como siempre. Nick Stahl, toma la batuta del pequeño Edward Furlong de 1991 (que ya crecido tiene el aspecto de un enfermo terminal) creando un John Connor serio, bien actuado y memorable también. Claire Danes fue una inclusión demasiado forzada para poder tener un personaje femenino principal, pero de cierta manera si su personaje no tiene la fuerza para mantenerse Danes actúa carismáticamente y logra sacar adelante a Kate Brewster como nuevo pilar de la franquicia. Y claro, Kristanna Loken hizo lo que pudo para interpretar al robot villanesco de ésta entrega, claro quedando en el polvo comparada con el ultra siniestro T-100 de Robert Patrick pero Loken mantuvo su expresión sobria, neutra y funciona de cierta manera. Para resumir, “Terminator 3: Rise of the Machines” tiene fallas garrafales en mantenerse consistente con la ambientación, el tono y la estética de las películas anteriores, pero si podemos perdonar esto podemos descubrir una interesante historia aquí contada de manera divertidísima y haciendo una película palomera que de seguro entretiene.
"I'm back." - The Terminator

12 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Patética bazofia.

Breakdown y U-571 están muy bien, pero ésta tercera entrega de Terminator es tan prescindible como lamentable.

No es que haya demasiado humor, es que ese humor es de vergüenza ajena (la escena de las gafitas rosas es para meter a los guionistas en un calobozo)

La Terminatrix me parece un invento estúpido sacado de la falta de ideas por innovar y para atraer a un público adolescente hormonados. Además, es mucho menos amenazante que el T1000, un modelo anterior.

Incluso Chuache flojea y mucho repitiendo su papel de T800. Aunque sigue actuando mejor que la pésima pareja protagonista.

Esta película es una aberración. Ni siquiera me entretuvo (y mira que suelen haber películas malas que me entretienen)

Saludos ;)

Santi dijo...

"Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas" es peor que sus predecesoras, sí, pero es una buena película de acción y una lógica sucesora de las dos anteriores. Si uno presta atención tiene todos los elementos que caracterizan a las dos primeras películas: persecuciones frenéticas en automóvil o a pie, peleas cuerpo a cuerpo entre Terminators, tiroteos bestiales y asedios, miedo ante la figura indestructible, etc. Tiene todos los componentes de las películas de "Terminator" por eso siempre será una película que defienda. Eso sí, el tono de humor se le va un poco de las manos, a pesar de que en "Terminator 2" también había lugar para las bromas (al contrario que "Terminator" y "Terminator Salvation") así que no es algo que intrudujese esta película en concreto.

Si se consigue ver sin intención de mantener el nivel de antiguas entregas y sin ser un film trascendetnal se podrá disfrutar. Además es el último gran papel de Arnold Schwarzenegger como héroe de acción.

Gran comentario, coincido contigo en todo a grandes rasgos, y es que con todos sus defectos "Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas" es al fin y al cabo una película muy entretenida.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Precisamente, repite la fórmula de las anteriores, por lo que ya me resulta del todo innecesario y cansino repetir la fórmula por tercera vez. La tercera entrega debió ser lo que es la cuarta, que pese a sus muchos defectos, por lo menos se atreve a escudriñar la saga por otros senderos.

Se repiten los esquemas de sus predecesoras, pero sin talento ni gracia ni atisbo de originalidad.

El humor, como ya digo, no tiene nada que ver con el de la segunda. En esta es, a mi gusto, bastante patético.

Independientemente del nivel de las anteriores, la cuestión está en hacer algo decente, ya que equipararse a Cameron es imposible. La cuarta, que aunque me convenció a medias, lo consigue. Y la tercera me pareció lamentable, pese a una o dos escenas de acción bien rodadas (sólo hubiese faltado que hasta en eso la hubieran pifiado; pero por suerte, Mostow es un artesano aunque le entreguen un guión mediocre)

Acepto que haya gente que le guste la película, pero eso no quiere decir que los que no la disfrutamos no prestemos atención. No es justo insinuar que estamos equivocados porque nos empeñamos en compararla con las de Cameron. Creo que como película de acción era ordinaria y ofrece un váacuo entretenimiento carente de toda emoción e interés; de forma colateral, es irremediable que se susciten comparaciones ya que es una secuela que continua la historia de una saga que jamás debió ir másallá de dos películas. No al menos sin Cameron. Y eso, a mi parecer, no es criticable.

;)

P.D.: Con esta película siempre surgen estos debates. Es irremediable, ya que gusta y disgusta (más lo segundo). Está bien exponer los puntos de vista, pero siempre digo que no se puede apoyar la defensa en el hehco de que son los detractores los que la infravaloran. Del mismo modo, los detractores podrían argumentar que los demás son permisivos porque se titula "Terminator" y tiene explosiones y tiroteos molones (Wanted los tiene, no tiene predecesoras con las que comparar, y también me parece una completa basura)

Sam_Loomis dijo...

Wow, pues de hecho si, el debate de "Terminator 3: Rise of the Machines" es interminable muchas veces colegas.

Puntos ciertos:

- El humor está sobrecargado, cansino, demasiado exagerado (si, la escena de las gafas rosas es ridícula) y muy fuera de tono.

- Estéticamente es muy diferente a las películas predecesoras.

- Hubiera funcionado mejor si la hubierand dejado en la 2, o si hubieran seguido con James Cameron.

- La T-X fue algo ridícula, pero un paso lógico si querían llevar al villano al siguiente nivel (aunque nunca me convenció que fuera mujer).

Y muchas otras fallas, obviamente la peor de las tres primeras. Pero tampoco creo que es una pérdida de tiempo.

Como mencioné en la reseña, creo que debajo de todas las fallas y chistesitos que tiene el guión, intenta contar una historia que encaja muy bien en la mitología Terminator, y culmina con una nota que le da cierto sentido y continuidad a lo que vimos (no podemos negar que el final hace que se cierre el ciclo de porque John Connor SI será importante en el ese futuro apocalíptico) y claro, es una película de acción entretenida.

Claro, a muchos le va a disgustar, a otros les va a gustar. Eso es más allá del punto, lo importante es discutir porque se cree que es mala o buena, o más mala que buena, o más buena que mala, etc.

¡Saludos a ambos!

P.D. Yo también pensé que "Wanted" fue una completa mierda.

fran dijo...

Para mi, la peor de las 4 una bazofia!!!

Missterror dijo...

estoy con Pliskeen y con Fran, ami me pareció realmente horrible y olvidable!

Hombre Lobo dijo...

A veces el cinéfilo medio ve las cosas demasiado en blanco y negro. Sí, es verdad que "Terminator 3" no llega al nivel de sus antecesoras pero eso no impide que, como bien dices, sea una muy buena película de acción (joder, sólo la secuencia con la grúa paga la entrada).

La película, evidentemente, tiene algunos problemas, principalmente el que tira por el suelo algo que se suponía era la conclusión tras ver "Terminator 2": que el futuro no está escrito en piedra y que el destino de la Humanidad se puede alterar. Evidentemente, esta tercera película abandona esa idea, y ese sería su principal defecto.

A mí el humor sí que me parece acertado. La gente siempre comenta los momentos obvios (lo de las gafas) pero se olvida de grandes momentos como algunas de las conversaciones que tiene John Connor con el T-800 y que la verdad, tienen su gracia. Schwarzenegger siempre ha sido un tipo muy accesible que ha sabido tomarse su papel de héroe de acción con sentido del humor, y eso es parte del inmenso carisma que tiene. Hubiese sido absurdo tomarse esta película con solemnidad al ser ya un sexagenario.

Y claro, evidentemente la película tiene sus pifias, como por ejemplo lo de la "batería nuclear" del T-800 que desde el principio huele a Deus Ex Machina total, y el hecho de que el nuevo villano no se ve tan imponente como Robert Patrick (y de hecho, sólo es una tía buena como carnada visual para la película, ya que incluso puede cambiar su apariencia). Pero bueno, es una película divertida que, en mi opinión, no desmerece la saga para nada.

Y ahora lo dejo porque esto está demasiado largo. Un gran saludo!

Sam_Loomis dijo...

Sí, la idea que se aborda en "Terminator 2" si se tira por la ventana. Una observación muy válida. Al mismo tiemo "Terminator 3" cuenta una historia que encaja de forma válida y coherente con la línea de las primeras dos películas, y así pudiendo perpetuar la saga.

Claro, el humor que se da entre Connor y el T-X si es acertado de vez en cuando, pero los 'gags' visuales como las ya mencionadas y muy odiadas gafas, la T-X agrandando sus pechos, y claro un par de línea de Schwarzenegger que se ven un poco fuera de lugar, ablandan el tono de la película creo yo.

Aún así, cada quién la ve como quiere, y yo la disfruté mucho.

¡Saludos a todos!

Fantomas dijo...

Puede que no esté al nivel de las dos primeras(de hecho no está ni cerca), pero es cierto que la película resulta entretenida. Totalmente de acuerdo con que la cinta tiene una inclinación mayor hacia la comedia, lo que tampoco es malo. Para pasar el rato no es una mala elección.

Saludos.

Sam_Loomis dijo...

Sí, estamos de acuerdo aunque para mí el exceso de comedia en una película no catalogada como "comedia" siempre tiende a molestarme un poco.

¡Saludos!

Jorge - cinenovedades dijo...

Coincido absolutamente con tu reseña. El principal problema de "Terminator 3: Rise of the Machines" es su sobrecarga innecesaria de comedia. Más allá de eso, la película cumple con su cometido de entretener de principi a fin, aunque es cierto que se encuentra a años luz de las dos primeras cintas de "Terminator".
Genial Reseña, Saludos!

Sam_Loomis dijo...

Si, la comedia excesiva en el diálogo y en algunas escenas es algo que sacó un poco de tono el ambiente y ritmo de la película, pero a fin de cuentas es una cinta entretenida.

¡Saludos!