ATENCIÓN

Queridos lectores,

Este espacio a evolucionado a algo un tanto diferente, los invito a que me continúen leyendo en mi nuevo blog, titulado Totally Unrated 2.0

Saludos y hablemos de cine.

domingo, 14 de junio de 2009

The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning (2006) - Todo comienza en la familia

Estando las precuelas tan de moda en éstos tiempos, decidí revisitar una precuela que hace mucho tiempo no le echaba un vistazo (de hecho solamente la había visto un vez) ya que recientemente la compré en DVD. Claro, que mejor que en el género del horror, ya que el título es “The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning” (Masacre en Texas: El Inicio, en México) lanzada en el año 2006 en pantallas Estadounidenses. El filme es precuela, que parte de la mitología creada por el remake de dicha película, “The Texas Chainsaw Massacre”. La original nació en 1974, dirigida por Tobe Hooper, y en el 2003, la compañía Platinum Dunes, arrancó su lucrativa cadena de remakes con su nueva versión de la película, dirigida por Marcus Nispel (quién luego se encargó de otro remake, con “Friday the 13th”) y escrita por el talentoso guionista Scott Kosar. El filme se tomó muchas libertades, ya que juzgando por las secuelas del filme original, que son “The Texas Chainsaw Massacre 2” en 1986 dirigida también por Tobe Hooper, luego “Leatherface: The Texas Chainsaw Masscre III” en 1990 y finalmente poniendo el clavo final al ataúd en 1994, con “The Texas Chainsaw Massacre: The Next Generation”, nos dabamos cuenta fácilmente que los personajes y las historias se hacían cada vez más y más casposas y lo último que causaban era shock o miedo. El remake del 2003, creo yo, cambió eso y le dio un tono mucho más oscuro, serio y tétrico a la serie, y resulta siendo uno de mis remakes favoritos. Regresando al filme en cuestión, después del éxito del 2003, en vez de ir hacia adelante, los productores decidieron ir hacia atrás y ‘explicar’ un poco acerca del ‘orígen’ de Leatherface aka Thomas Hewitt, y su psicótica familia. “The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning” es dirigida por Jonathan Liebesman (director que curiosamente fue considerado para el remake de “Friday the 13th”) responsable de una mediocre película de horror llamada “Darkness Falls” (En la Oscuridad de la Noche, en México) y un cortometraje de la mitología de “The Ring” (El Aro, en México) llamado “Rings”, que supuestamente es infinitamente mejor que la horrible secuela “The Ring Two” (aunque eso no es ninguna hazaña). Liebesman dirige un libreto de Sheldon Turner, guionista que solo tenía el crédito de haber escrito el remake de “The Longest Yard” (Golpe Bajo, en México). Entonces, partiendo de un universo creado por un remake ¿valía la pena explorar éste nuevo enfoque hacia un personaje ya clásico en la historia del cine de terror? La verdad, creo que si.La historia de la película se sitúa en 1969. Pero antes, tenemos una secuencia que nos enseña como Thomas Hewitt, nace en una planta empacadora de carne al mismo tiempo que su madre muere al darle a luz, siendo abandonado en un contenedor de basura, una pobre joven lo encuentra y lo toma como su hijo. Ya adulto, Thomas (Andrew Bryniarski) aka Leatherface, sufriendo una horrible enfermedad de la piel que le desfiguró la cara trabaja en la misma planta empacadora de carne y ha sido despedido cuando finalmente cierra. Éste suceso dispara el instito homicida de Thomas, convirtiéndolo en el homicida que todos ya sabemos. Después, conocemos a dos hermanos, Eric (Matt Bomer) y Dean Hill (Taylor Handley) ambos van al campamento base para ser enviados a la guerra de Vietnam ya que han sido seleccionados. Eric, el hermano mayor, mucho más maduro y experimentado ya ha ido a Vietnam, pero ha sido vuelto a llamar a rendir servicio, mientras que Dean, el hermano menor, está nervioso por ir a la guerra por primera vez. Eric y Dean son acompañados por sus novias, Chrissie (Jordana Brewster) y Bailey (Diora Baird) respectivamente, y durante el camino por las carreteras de Texas, Dean y Bailey planean irse a México para evitar ser enviado a Vietnam. Éste conflicto pronto toma menos importancia cuando se topan con el misterioso y sádico Sheriff Hoyt (R. Lee Ermey) quién los llevará a una pesadilla que involucra a toda su desquiciada familia, incluyendo al violento Leatherface.Recuerdo haber visto “The Texas Chainsaw Massacre” versión 2003, dos veces en el cine, la verdad la disfruté mucho. Creo que el filme tenía una ambientación sórdida, y muy bien lograda y me gustó mucho que se haya ambientado en los años 70’s. Ésta precuela acierta en las mismas cosas que acertó el filme del 2003. El director Jonatan Liebesman tiene muy buen ojo como director y crea un ambiente tenso, sucio y muy tangible. Mientras que el cinematógrafo Lukas Ettlin, emula perfectamente a Daniel Pearl, quién fue el director de fotografía en el remake del 2003, y también en el filme original de 1974. El filme fue muy disfrutable, ya que el gore es mucho más abundante que en el filme del 2003, y la historia nos expande un poco para conocer acerca de cómo es que Leatherface se convierte en éste desquiciado asesino múltiple, una especie de carnicero del infierno. También, se nos explica cuál es el asunto con el Sheriff Hoyt, que fue una de las interrogantes más grandes creo yo, que dejó la película del 2003, ¿Es realmente el sheriff? ¿Mató al verdadero sheriff y tomó su lugar?. Nos muestran también como es que el Tío Monty, el viejo tétrico sin piernas de la primera cinta, perdió sus piernas. Liebesman entregó una dirección sólida, y la película tiene un look muy efectivo, pero creo que el filme falló en elevarse por encima del remake del 2003, debido al libreto de Sheldon Turner. Digo, claro, el filme es más sucio y nos explica un poco acerca de cómo éstos personajes nacieron, pero creo que parte de la brillantez del personaje del Sheriff Hoyt, era como no sabíamos exactamente de donde venía o cual era su propósito. Además, Scott Kosar creó a personajes un poco más reales y que nos importa un poco más su supervivencia, aquí en la precuela, los personajes están escritos un poco más lineales y aunque son mucho más interesantes que por ejemplo la manada de estúpidos adolescentes adultos interpretados por actores a mediados de sus 20’s en “Friday the 13th” 2009. Además, que “The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning” se siente como que sigue demasiado la línea de eventos del filme de 2003, así que el elemento sorpresa se ve un poco disminuido y más o menos tenemos idea de que es lo que va a ocurrir. *SPOILERS* Pasa algo extremo y los chicos se ven a la merced de las manos del Sheriff quién se los lleva a la casa de la familia desquiciada, el personaje que no fue raptado, se encarga de salvarlos, todos mueren eventualmente menos la personaje principal, que se enfrenta con Leatherface en una persecución que culmina con un juego del gato y el ratón en la planta empacadora de carne*FIN DE SPOILERS*.El filme tiene un elenco sólido y está bien actuada, dentro de lo que cabe. R. Lee Ermey es un devorador de escenas como el sádico y muy efectivo personaje del Sheriff Hoyt. Aquí Andrew Bryniarski, quién le da vida a Leatherface pasa demasiado a segundo plano, dejando que el Sheriff Hoyt tome el control y protagonismo como el villano antagonista principal. Las víctimas fueron actuadas decentemente, con dos actrices muy atractivas, Jordana Brewster tomando el rol principal de una especie de Jessica Biel suplente, hasta casi vestida igual, pero lo hizo bien. Diora Baird, dejó que su gran par de pechos actuaran por ellas, y yo no me quejé. Matt Bomer es el novio tipo-duro del personaje de Brewster pero logra darle algo de sentimiento y heroismo a su personaje, mientras que Taylor Handley se encargó de gritar y sufrir de manera suficientemente efectiva. Como ya había mencionado, “The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning” es un filme mucho más violento y el nivel de gore crece, vemos como Leatherface despelleja a una pobre víctima, cortes con sierra eléctrica, etc. eso fue un punto muy a favor de la historia, y aún con las fallas que pueda tener la película es una cinta de horror violenta, sucia, entretenida y la verdad yo me pasé hora y media de manera muy divertida.
"People may not remember what we say here tonight, but they'll sure as shit remember what we did." - Sheriff Hoyt

12 comentarios:

Almas Oscuras dijo...

Yo odio el remake que Nispel hizo de La Matanza de Texas (debo ser de los pocos...). Me pareció que malograba, por completo, la esencia sucia, perversa y escabrosa del original de Hooper.
Prefiero los treinta primeros minutos de este The Beginning (en los que se explican los orígenes de la família) a toda la película de Nispel. Gracias sobre todo a su inicio, la película de Liebesman se me hizo muy entretenida y pude olvidarme del cabreo que me provocó el remake de Nispel.

Buena reseña. Me han entrado ganas de volver a repasarme la saga de La Matanza (la de Nispel incluída...).

saludos

Missterror dijo...

100% de acuerdo con tu crítica.Casi me pongo de pie para aplaudirte...Creí que era la única a la que tanto El Remake del 2003 de la Matanza de Texas como The Texas Chainsaw Massacre :The beginning le había encantado,pero ya veo que tú también las disfrutaste.
Para mí (absoluta fanática de la original) tanto el remake de Marcus Nispel como esta precuela ,sí mantiene la atomósfera sucia y opresiva necesaria que me hizo olvidarme de las 3 siguientes secuelas a la original (para mí absolutos depropósitos).
Desde luego el Leatherface del 2003 y el del 2006 son absolutamente disfrutables.

Felicidades

Sam_Loomis dijo...

Almas Oscuras: La verdad, a mi me encantan la original de Hooper, el remake de Nispel y ésta precuela de Liebesman. Son las 3 encarnaciones de "Texas Chainsaw..." mejor hechas creo yo. Es interesante revisitar la serie si no lo has hecho recientemente.

Missterror: Gracias, y sí, yo siempre he abogado a favor del remake de Nispel que fue una película que le hizo justicia creo yo, al personaje de Leatherface y al concepto de la familia de lunáticos.

¡Saludos a ambos!

Duque Blanco dijo...

No he visto esta pelicula, supongo que es donde sale el bomboncito de Jordana Brewster, checare haber que ondas.

El remake de la pelicula de Hooper no me agrado en lo absoluto, creo que como bien dice Almas Oscuras, pierde la escencia tan macabra que tiene aquella pelicula del 74, creo que con pocas peliculas me he horrorizado como con la obra de Hooper.

Un saludo.

Sam_Loomis dijo...

Duque: Sí, aquí sale Jordana Brewster y además otra actriz que me encanta, Diora Baird.

Y claro, la película de Hooper tiene una ambientación como quién dice, inigualable, pero tomando en cuenta las posibilidades de fallo de un remake dosmilero, estilizado, etc. creo que la versión 2003, salió bastante bien.

¡Saludos!

Hombre Lobo dijo...

Yo tengo (principalmente) dos problemas con esta película.

El primero de ellos es algo que también sirve como queja para la versión de Marcus Nispel: la reinvención de "La matanza de Texas" como una película gore se debe, creo yo, a una falta de memoria por parte de los responsables, ya que la sangre y casquería del original de Tobe Hooper sólo está en el recuerdo de la gente que la ha visto (la original no es para nada gráfica en cuanto a su violencia). De hecho, lo interesante de la película de Hooper no es la violencia en sí, sino la sola idea de que en medio de una de las naciones más poderosas y "avanzadas" del planeta haya un reducto paleto de atraso e ignorancia donde una turba de locos y mongoloides se comen a la gente de bien. Tanto el remake como esta únicamente banalizan esa idea y la destruyen convirtiendo la película en un slasher juvenil que nada puede salvar. Entre eso y convertir a Leatherface en una especie de Super-Jason Voorhees (cometiendo además la osadía de quitarle la máscara) hundieron ambas películas para mí.

Eso por un lado.

Lo otro que me parece de puta pena es la sola idea de la precuela. No sólo porque es absurda e inútil (¿realmente hace falta saber si el sheriff Hoyt es en verdad el sheriff o por qué el abuelo cebolleta pierde las piernas? ¿Interesa realmente cómo Leatherface hizo su primera máscara?) sino también porque al ser una precuela ya se sabe como va a terminar: desde el minuto 1 ya sabemos que ninguno de los jovencitos va a sobrevivir, ya que si no la película de Marcus Nispel no tendría razón de ser.

Y una cosa más: la secuela de la original, estrenada en 1986 por Tobe Hooper, es muy superior a cualquiera de estas dos (de hecho es la última gran película de su director) por saber llevar el concepto de la original a los terrenos de la comedia sin por ello dejar de lado el mensaje que subyace bajo su descabellada violencia (y de hecho, tanto "La casa de los 1000 cadáveres" como "Los renegados del Diablo", de Rob Zombie, son en el fondo remakes inconfesos de "La matanza de Texas 2").

Disculpe lo largo del comentario. Como siempre un placer leerle. Saludos.

GUSTAVO dijo...

Muy bueno tu blog!!
Me gustaria intercambiar links, pasa por el mio.
Saludos.

http://www.cinemaparadisouy.blogspot.com/

Sam_Loomis dijo...

Hombre Lobo: Colega, un placer que comente con tal extensión. Su punto principal tiene muchísima importancia, pero creo que la idea que manejas que era lo que hacía la película de Tobe Hooper tan especial y terrorífica, pierde un poco de relevancia hoy en día, ya que los tiempos cambian bastante de los 70's a los 2000's. Por eso, además de ser producida por el Hollywood boy, Michael Bay, "The Texas Chainsaw Massacre" versión 2003, toma la identidad de la película de explotación violenta y sucia que promete su título, sin incluir los aspectos más dignos de analizar de la película de Hooper. Además que ésta nueva versión está dedicada para una audiencia que se va a devorar la película en la taquilla, es por eso el aproxime de slasher juvenil.
En cuanto a la precuela, yo la encontré divertida, y aunque hubiera preferido una secuela (con un Leatherface sin brazo) que éste retroceso en la historia, la película me entretuvo, aunque si, no tiene mucha razón de ser, y menciono en la reseña como yo pienso que lo interesante del Sheriff Hoyt era su misterio si era o no realmente el Sheriff... y elementos como esos.
En cuanto a "The Texas Chainsaw Massacre 2" de Tobe Hooper, confieso que hace tiempo que no la veo, pero realmente me pareció mala cuando la vi por última vez. Creo que merece un nuevo visionado. Y coincido contigo con que los dos primeros filmes de Rob Zombie están fuertemente influenciados por ésta película, en mi opinión, los dos filmes de Zombie, son miles de veces mejor que "Chainsaw 2" de Hooper.

Gustavo: Gracias, y con gusto intercambiamos links.

¡Un placer y gracias por comentar, saludos!

GUSTAVO dijo...

Pronto!
Ya agregue tu link.
Estamos visitandonos.
Saludos.

http://cinemaparadisouy.blogspot.com/

Fantomas dijo...

A mi también me gustó el remake y esta precuela de la Masacre de Texas. Aunque ambas películas repiten exactamente la misma fórmula resultan ser bastante disfrutables. De todas formas ambas cintas me parecen superiores a las secuelas de la original.

Saludos y muy buena reseña.

Darkerr dijo...

A mi todo lo que sea Texas masacre me encanta, con excepciòn de aquella donde sale la Zellwegger, una falta de respeto inmensa. Estas nuevas versiones son de mis favoritas del cine de terror de esta década, no me canso de verlas. Muy buena critica. Saludos¡¡¡¡

Jorge - cinenovedades dijo...

Coincido ampliamente con tu crítica. Me gustó bastante "La Masacre de Texas: El Inicio". Creo que es una película muy bien narrada aunque tenga bastante previsibilidad en los hechos, pero por sobre todo está muy bien dirijida y es mucho más sangrienta que la remake del 2003. Por cierto, he disfrutado bastante de la cinta que mencionas "Darkness Falls".
Saludos!