ATENCIÓN

Queridos lectores,

Este espacio a evolucionado a algo un tanto diferente, los invito a que me continúen leyendo en mi nuevo blog, titulado Totally Unrated 2.0

Saludos y hablemos de cine.

jueves, 21 de febrero de 2008

Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street (2007) - Sangriento Musical

Esta es una reseña basante interesante para mí. Se preguntarán porque, (o tal vez no) pero de todas maneras diré la razón. Porque la película de la que hablo hoy es un musical, si es un musical. ¿Que tiene eso de interesante? Pues, el hecho de que odio los musicales es interesante. Realmente detesto el género, y nunca había podido ver un musical hasta el final, intenté ver el aclamado "Moulin Rouge" y no terminé, también intenté ver la versión del 2004 de "The Phantom of the Opera" (El Fantasma de la Ópera, en México) de Joel Schumacher, y tampoco lo logré. "Chicago" tan aclamado por las críticas y el público, ni siquiera me molesté, y claro que me he mantenido lo más lejos que he podido del ícono de culto "The Rocky Horror Picture Show" ya que no le encuentro atractivo en lo absoluto. Así que había perdido las esperanzas con este género, y simplemente lo descarté de mi lista. Eso fue hasta que llegó el filme del cual hablo hoy, "Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street" (Sweeney Todd: El Barbero Demoniaco de la Calle Fleet, en México) para empezar era dirigido por Tim Burton, un director quién siempre hace trabajos interesantes y definitivamente me gusta mucho lo que arma cuando se junta con su protagonista preferido, y uno de mis actores favoritos, Johnny Depp. Así que mis expectativas subieron. Luego me enteré de la historia, que trataba con la venganza y una venganza bañada en sangre. Así que pensé "un musical, protagonizado por Johnny Depp, dirigido por Tim Burton y con tintes sangrientos" no sonaba nada mal. Dejando mis prejucios a un lado, le eché un vistazo. Antes de seguir, hago un recuento de la historia que se ambienta en Londres en el siglo XIX, donde un barbero llamado Benjamin Barker (Johnny Depp) fue encarcelado por 15 años sin ningún crimen en su conciencia, simplemente porque al corrupto Juez Turpin (Alan Rickman) se le ocurrió quedarse con la esposa de Benjamin y su hija. Ahora, después de cumplir su condena, Benjamin Barker ya no existe, tomó su lugar una persona sin alma, que se hace llamar Sweeney Todd, quién sediento de venganza abre su barbería en la calle Fleet, arriba del establecimiento de pasteles de la excéntrica Sra. Lovett (Helena Bonham-Carter) esperando con su navaja a quién sea que llegue a pedir una afeitada y con ansias de acercarse al Juez Turpin y su secuaz Beadle Bamford (Timothy Spall) para poder cobrar su muy merecida venganza. El guión de la película es adaptado por John Logan, partiendo de la obra original de Christopher Bond, convertida en musical por Stephen Sondheim y Hugh Wheeler. Leí que muchas canciones han sido omitidas de la película y realmente pienso que es algo bueno para no sturar la película ya que el aspecto musical es el que encuentro más fastididante, aparte del hecho de que en los musicales la actuación es un poco más exagerada y todo tiende a ser más teatral, el hecho de que todo se diga cantando es lo que encuentro muy repetitivo y molesto. Pero, aquí en "Sweeney Todd" logré adentrarme en la historia y acostumbrarme a que cada cierto tiempo los personajes empezaran a transformar su diálogo en canciones entonadas al ritmo de música que al parecer sale de ninguna parte. Claro, esa es la belleza de los musicales... supongo yo. El filme cuenta con una historia un poco muy "cuento de hadas" pero me gusta porque no tiene nada fantasioso dentro de lo que cabe, y es una retorcida historia de venganza con muchos tintes violentos y personajes malvados como el mismísimo protagonista, Sweeney Todd y el lujurioso y perverso Juez Turpin. Claro, aquí la dirección de Tim Burton funciona a la perfección dándole a la película una estética muy parecida a la usada en la magnífica "Sleepy Hollow" (La Leyenda del Jinete Sin Cabeza, en México) que fue otra colaboración con Johnny Depp que tiene una fabulosa y deliciosamente gótica ambientación muy en la línea de la que tiene "Sweeney Todd" con calles oscuras pobladas mayormente de neblina, edificios que parecen oscuros espectros inclinándose sobre las calles, árboles torcidos en diversas poses maniacas, y cosas por el estilo que hacen el toque de Burton algo muy reconocible en sus cintas. La película juega cuidadosamente con todos sus elementos sin descuidar mucho ninguno de sus poses narrativas ejecutando bien el aspecto serio de la película haciéndonos tomar completamente como un hecho de que el personaje principal ha sido mal pagado por la vida a causa de este malevolo personaje, el Juez Turpin, al mismo tiempo balancea el horror y suspenso con comedia bien lograda dentro de su universo y la música resulta ser muchas veces pegajosa y bien orquestrada en la mayoría de las escenas y consigue amplificar la emoción en algunas otras. Los actores, además de actuar, usaron naturalmente sus propias voces para interpretar estas canciones y debo decir que lo hicieron muy bien. El protagonista y frecuente colaborador de Tim Burton saca su papel de manera correcta interpretando al demoniaco Sweeney Todd, un barbero sediento de venganza que tiene una buena voz para cantar melodías cada cierto tiempo en la película. Depp, sin perder la costumbre entrega otro personaje único a su galería de eccéntricas creaciones y Sweeney Todd definitivamente no pasa desapercibido entre sus muchas y muy buenas interpretaciones. Tal vez solo sea rival su coprotagonista Helena Bonham-Carter que interpreta a la hipnotizante Sra. Lovett que es adorable pero al mismo tiempo misteriosa e interesante y claro, cabe mencionar que Bonham-Carter interpreta muy bien las canciones en cuanto a voz y actuación haciendo muy disfrutables los números musicales donde ella se involucra (que son casi todos). El mismísimo Hans Gruber, el actor Alan Rickman vuelve a ponerse los zapatos de villano para interpretar al vil y maloso Juez Turpin quién emana su maldad naturalmente y Rickman vende muy bien su papel de juez mano dura, que simplemente no tiene misericordia para alguien que "no sigue sus reglas" además de tener su lado despiadado. Rickman siempre es un actor interesante, y su manera de pronunciar el inglés se me figura muy suave al oído. Timothy Spall, interpreta al sucio y adorablemente malo secuaz de Turpin, Beadle Bamford con una excelente y memorable interpretación de una serpiente humana, un tipo despreciable y odioso. Para darle vuelta al elenco interesantemente tenemos al famoso Borat, osea el actor Británico Sacha Baron-Cohen quién tiene un pequeño papel como el barbero rival de Sweeney Todd, Adolfo Pirelli, es muy memorable y tiene de las mejores escenas de la película. El filme además de tener una estética gótica muy bien cuadrada por el genial Tim Burton cuenta con una historia que le queda muy bien, deliciosamente torcida y siniestra que tiene detalles y giros que son muy apreciados (al menos por mí) y me hizo disfrutar e irme con el desarrollo de la historia en forma de musical, dejándome llevar por las melodías y viendo avanzar la teatral puesta en escena. La película tiene sangre aunque no a borbotones pero tiene la medida exacta para hacer de la cinta un musical no convencional que tiene una historia que la hace sobresalir y además de ser muy disfrutable, original. "Sweeney Todd" me ha dado nueva fé en los musicales en el cine (ya que en teatro si puedo disfrutarlos) o al menos me ha dado la oportunidad de decir que ya he visto una película musical completa y que la disfruté mucho, tanto así como para recomendarla a todos los que le llame la atención este tipo de cintas que le echen un vistazo, es algo interesante, divertido y memorable. Tim Burton tiene cintas muy bien logradas como "Beetlejuice", "Edward Scissorhands" (El Joven Manos de Tijera, en México), "Sleepy Hollow", "Ed Wood" entre muchas otras y aquí Burton anota una vez más. "Sweeney Todd" es torcida, es tétrica, es graciosa, es peculiar, es oscura, es deliciosamente hipnotizante al verla y la película funciona.
"How about a shave?" - Sweeney Todd

9 comentarios:

Cecil B. Demente dijo...

Soy un firme amante de los musicales, aunque no haga bandera de ello en mi blog, y este me ha encantado.
Ya que le va lo fantástico o terrorífico, le recomendaría que viese "La pequeña tienda de los horrores", delirante y divertida. Aunque a mí ya me gustó Rocky Horror y puede que no deba hacerme caso...

Anónimo dijo...

Totalmente en acuerdo contigo
Detesto los musicales a menos que no este en el pupitre de un teatro y si el musical que me cautivo devo aceptarlo es el de "dancing in the rain" y ahora este excentrico barbero(¿como no?. PEro veamos la historia es una de las pocas venganzas que aunque sangrientas e irracionales se disfrutan por el solo hecho de ver en papel de asesino a Jhony deep. una vez mas me ha llenado el ojo con su actuación y hasta canto.
Es una pelicula totalmente completa Tim burton debe estar brindando por un éxito más.
Bien me ire cantandole a Jhoanaaaaaaa sss se me pego al instante jeje, pobre chico romantico...

Bueno ciao !* Me gusto tu critica e:P

At.Brendys

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Yo tampoco trago los musicales: aunque bizarradas como “La felicidad de los Katakuris” de Miike, o “The saddest music in the World” de Maddin son dignas de ver.
En cuanto a la última de Burton, bueno, me decepcionó bastante. Había leído críticas fabulosas, que si “obra maestra”, que si “cruento musical en clave emocional”… me gustó, pero no se, quizá esperaba un Burton más truculento y vehemente, lo que nunca ha sido en demasía. Lo que me ha quedado es la impresión de que este tipo está madurando, creo que su cine hasta hace unos años era más juguetón, oscuro, irónico, macarra, y porque no, romántico a su manera; tenías esa venilla desquiciada, que creo va perdiendo.

Sesión Golfa dijo...

Totalmente de acuerdo. Es muy buena, pero no es Fargo y no es la obra maestra sin parangón que muchos idolatran. Un saludo.

FiNCHeR dijo...

Son pocos los que saben disfrutar del especial encanto de los musicales, al igual tu yo no soy uno de ellos. Prefiero los diálogos o las simples acciones al canto. De modo que no soy el mejor analista de este género, pese a ello, la disfruté. Tiene el estilo de Burton y eso siempre es interesante de ver.

Saludillos!

Jorge dijo...

Los musicales no son lo mío. Lo único que vi completo fue "The Phamtom of the Opera" de hace algunos años de Joel Schumacher la cual debo aclarar que me pareció correcta.

Con respecto a ésta película, sin dudas la voy a ver, porque un musical con toques de cine gore no es muy usual por estos días, y si le sumamos a Deep y a Burton no tendría que pensarlo dos veces.

Muy buena reseña. Saludos, Jorge.

Sam_Loomis dijo...

cecil b. demente: Vi "Little Shop of Horrors" en el escenario en Estados Unidos y me gustó, tal vez intenté ver el filme completo.

anónimo: "Dancing in the rain" no me suena... ¿no será "Dancer in the Dark" de Lars Von Trier?

irian-hallstatt: Muy interesante lo que dices. Los títulos que mencionas suenan como que valen la pena... ¿un musical de Miike? Eso ha de estar digno de buscar.

sesión golfa: ¿Fargo? Creo que esa es de los Hermanos Coen

fincher: Concuerdo contigo.

jorge: De verás vale la pena ver. Sobre "The Phantom of the Opera", a mi me gusta mucho esa historia pero no pude terminar la versión de Schumacher... tal vez algún día vuelva a intentarlo.

¡Saludos a todos!

marianela dijo...

hola
apesar de se un musical, ademas que todas las peliculas de tim burton son musicales..
esta muy buena la historia..y la peli es bastante buena e interesante..

la trama es buena..tiene buenos personajes..

me gusto mucho el final de la peli..

por q eso mucho, los finales felices no me gustan..ya q casi todas las pelis terminan asi..
gracias a dios las de tim burton, no..

q groso q es me encanta!

besotesss

el ojo en la cerradura dijo...

Sobre el musical hay varios que debes de ver: El fantasma del paraiso, de De Palma, esta inspirado en el clásico de El fantasma de la ópera pero con hartos retorcimientos: es sangriento, violento. delirante y alucinante. Cantando bajo la lluvia es un clásico, no es mucho de mi agrado pero por curriculum hay que verlo (jejeje). Hedwig and the ungry inch, es otro en plan punk-rocker-glam bastante interesante. En cuanto a la de Burton al principio no enganchaba (debido también a mi prejuicio en torno al género)pero después la película de enganchó y terminó gustándome...Saludos