ATENCIÓN

Queridos lectores,

Este espacio a evolucionado a algo un tanto diferente, los invito a que me continúen leyendo en mi nuevo blog, titulado Totally Unrated 2.0

Saludos y hablemos de cine.

viernes, 1 de febrero de 2008

Eastern Promises (2007) - La marca de los pecados

David Cronenberg es un cineasta usualmente arraigado al género del horror o lo fantástico, ya que es el responsable de cintas que han marcado al género como el remake de 1986 de "The Fly" (La Mosca, en México), pero su versatilidad en cuanto a estilo o temática de superficie se muestra en cada proyecto que dirige , como por ejemplo el thriller con pinta de erótico pero mucho más interesante que eso "Crash" (Crash: Extraños Placeres, en México), su alucinante viaje "Naked Lunch" (El Almuerzo al Desnudo, en México) y muchísimas más películas interesantes. Su última película es "Eastern Promises" (Promesas Peligrosas, en México) donde su propuesta de terror orgánico o corporal se manifiestan de diferentes maneras, al igual que su penúltima cinta, "A History of Violence" (Una Historia Violenta, en México) basada en una novela gráfica, que en su simplicidad narrativa nos muestra facetas del ser humano interesantes como la violencia hereditaria, y el yo diferente que vive en nuestro mismo cuerpo, etc. Creo que muchos lo pueden interpretar diferente, pero de verdad que Cronenberg sabe inyectar su estilo en cada historia de material externo a su pluma. Aquí en "Eastern Promises" el guión iba a cargo de Steven Knight del cual sus créditos pasados no me suena ni tampoco me resultan del todo interesantes, pero aquí Knight nos plantea una historia dramática esbosada en tono thriller que podría haber jurado yo que estaba basada en algún material de corte literario.La historia se ambienta en Londres, donde una partera llamada Anna Khitrova (Naomi Watts), británica de descendencia rusa ayuda a una chica de 14 años de edad a dar a luz a una pequeña niña, la chica sin identificar muere en el parto y la bebé queda sin nadie a quién llamarle cercano. Anna descubre un diario escrito en ruso entre las pertenencias de la chica y decide llevárselo para tratar de identificar a la joven o algún pariente. Siguiendo una pista Anna llega a un restaurante ruso manejado por Semyon (Armin Mueller-Stahl) quién al parecer un señor agradable en realidad es jefe de la temida mafia rusa vory v zakone y parece que él y su hijo Kirill (Vincent Cassel) tienen nexos con el sórdido pasado de la joven de 14 años, y ellos, incluyendo a su chofer y matón Nikolai Luzhin (Viggo Mortensen) se dan cuenta que Anna está olfateando demasiado de cerca la cosas.David Cronenberg maneja la historia con extremo cuidado para mostrar el énfasis "corporal" usuales en sus cintas y nos muestra como los criminales rusos muestran como una manera de "currículum" su cuerpo lleno de tatuajes que muestran que no le tienen miedo a la muerte o a romper la ley, que son leales, y también cuantos años han pasado en prisión. Marcando su cuerpo como una manera de estar dentro del club podría decirse. Sirve como doble significado la línea del poster "cada pecado deja una marca" ya que la historia trata sobre pecados al parecer perdidos que regresan por tí. Siendo la primera película de David Cronenberg que es filmada completamente fuera de su país natal Canadá, su fotografía y look son muy buenos y tiene visuales muy llamativos, en cuanto a la dirección de Cronenberg, termina siendo centrada y bien enfocada, ya que a mi me pareció que la película no tiene escenas que van de sobra y la historia no se va en tangentes que no van a ningún lado que no mueva la trama hacia adelante. Al igual que "A History of Violence" la historia es muy simple de seguir, (aunque no tanto) y esconde sus giros en la trama que no están diseñados para simplemente asombrar a la manera M. Night Shyamalan sino para justificar algunas cosas que pasan y pues ponerle un poco más de salsita a la historia. Claro, Cronenberg siendo ningún novato en la violencia gráfica en pantalla o tímido en mostrar cosas asquerosas nos muestra un par de escenas interesantes como al personaje de Viggo Mortensen "encargándose" de un cadáver y otra donde se encuentra peleando con un par de maleantes en un baño de vapor (ésta escena siendo una de las escenas de peleas o confrontación más interesantes e intensas que me ha tocado ver en lo que me alcanza la memoria). La historia no se desarrolla tanto en la onda de un thriller, ni película de acción, ni nada por el estilo, ya que es una búsqueda, es un drama, es una confrontación de situaciones y personajes de dos mundos completamente diferentes. Como cuando Nikolai (Viggo...) le dice al personaje de Naomi Watts, Anna después de encontrarse en un restaurante a la luz del día "tu perteneces ahí dentro, con la gente buena, alejate de las personas como yo" en un acento ruso bastante bien emulado, ya que Viggo Mortensen siendo el method actor que es, fue a viajar por sí solo a Rusia en las regiones Montañesas de Ural, Siberia, Moscú, etc. y leyó sobre la vida en la prisión en ese país, y varias cosas más para prepararse para su papel.Definitivamente Mortensen entrega una actuación convincente, intensa y bastante intimidante en la película. Naomi Watts, siempre carismática sirve como el balance a la maldad que se encuentra en algunos personajes en la película ya que ella representa la bondad y el lado blanco del mundo negro en el que se vive. Muy bien hecho, creo yo. Vincent Cassel hace el papel ya visto del hijo mocoso del jefe criminal que se comporta como quiere y realmente no tiene madera para ser lo que es su padre, que interpretado por Armin Mueller-Stahl se las ingenia para ser un personaje muy intenso que proyecta un aura completamente despreciable sin tener que actuarlo en pantalla, sin embargo comprendes la gravedad de su personaje al ver las reacciones de los demás personajes y oír sus líneas. "Eastern Promises" es un retrato de dos diferentes mundos que convergen en una situación que mezcla a ambos lados de la moneda, como también se mostró en la más líneal pero igual muy bien hecha "A History of Violence" y también "Eastern Promises" se aprecia mucho mejor que la interesante pero demasiado lenta y enredante "Spider" de Cronenberg estrenada en el 2002. Encima de todo esto la película también muestra en escaparate la obsesión marcada de Cronenberg con la manifestación de diferentes elementos en lo orgánico, en el cuerpo, que aquí como ya mencioné se emula a través de los personajes repletos de tatuajes, en especial el de Viggo Mortensen y también ejerce como una película muy interesante donde vemos un poco sobre lo que es la mafia rusa, que en lo personal no he visto filmes donde se explore esta organización criminal real, llamada "vory v zakone" aunque no sea realmente una película de mafia, pero se acerca lo suficiente, y a mí me encantan las películas de mafia o de crimen que la mayoría de las que he visto tienen procedencia de la tierra del té, o tienen el nombre de Scorsese, Coppola o De Palma por ahí. Definitivamente vale la pena, ahora que la vi, va en mi como una de las mejores del 2007.
"Forget any of this ever happened. Stay away from people like me" - Nikolai Luzhin

7 comentarios:

Jorge dijo...

La verdad que muy buena reseña. Vi esta película y la verdad que me encantó. Me gustó mucho. Ya me habia gustado mucho "A History of Violence" y esta tambien me pareció muy buena. Muy bien narrada y conducida la película y un más que interesante guión.

Jaime Lorite dijo...

Formidable film. Cronenberg era un realizador espléndido dentro del género fantástico, y ahora parece haber alcanzado su madurez de la mejor manera posible. "Eastern Promises" no creo que esté a la altura de "A History of Violence", pero aun así es un gran trabajo que, esta vez, sí se atreve a desafiar los arquetipos del cine de mafias (no como Scott en "American Gangster", que es espléndida, pero no precisamente innovadora).

¡Un saludo!

Normita Cronenberg-Mortensen. dijo...

Antes que nada: Buenísima reseña! =D En verdad me hace querer ver la pelicula, ;) está de más decir que el filme se ve muy muy bueno, espero poder verlo muuy muy pronto! jeje

See you soon! =P

Sam_Loomis dijo...

Jaime, creo que "Eastern Promises" si es un poco más convencional en su historia que "A History of Violence" pero al menos yo creo qu está a su mismo nivel de calidad cinematográfica. Claro que ambas son buenísimas. Cronenberg es brillante.

Psicodeliazombie dijo...

David Cronenberg es un director que ha evolucianado y mutado al igual que sus personajes bizarros ochenteros a un nuvel de maestria absoluta...!!!

Damián de Haedo dijo...

La verdad que tengo muchas ganas de verla. Estoy esperando ansioso su estreno.
Un abrazo.

R & Mc dijo...

Esa escena de lucha en el baño de vapor es sin duda una de las cosas que más sorprendre gratamente en la película. Por ella un 10 al director y a los actores que la hicieron , especialmente a Viggo Mortensen, que demuestra valentía y realismo en su interpretación de la misma.Muy buena reseña y recomendable película.

MC.