ATENCIÓN

Queridos lectores,

Este espacio a evolucionado a algo un tanto diferente, los invito a que me continúen leyendo en mi nuevo blog, titulado Totally Unrated 2.0

Saludos y hablemos de cine.

jueves, 13 de septiembre de 2012

The Cabin in the Woods (2012) - La mano detrás del cliché


Soy un autoproclamado fan del horror o del terror (como le llaman más aquí en México), y siendo uno aficionado de éste tipo de género uno sabe que, al menos en el ámbito cinematográfico, y en menor medida en los demás medios, muchas veces tiene que sentarse uno a tolerar varios títulos no muy buenos para poderse encontrar una joyita aquí o allá, esa película que vuelve a hacer valer la pena el hecho de soportar muchos bodrios. La mayoría de estas joyitas tienden a ser divertidas, tal vez tienen buenos efectos especiales, buenas actuaciones, o un paquete de virtudes que la separan de la película de terror promedio, olvidable, pero realmente muchas de estas películas de horror que nos gustan y nos satisfacen se quedan sin traer nada fresco u original al juego. Y así es, con la mayoría de los géneros, pero hay veces que llega una película que ofrece una visión interesante, fresca, y regeneradora, tal es el caso con la película de la cual hablo hoy. “The Cabin in the Woods” (La Cabaña del Terror, en México) es un interesante ejercicio de género, título que fue rodado alrededor del año 2009 pero fue enlatada durante un tiempo debido a que no se encontraba distribuidor, y posteriormente, fecha de estreno hasta que por fin, arrastrando sus patas llegó a los cines este 2012. Dirigida por Drew Goddard, haciendo su debut como realizador, el guionista de “Cloverfield” (Cloverfield: Monstruo, en México) y frecuente en las series de “Lost” (Lost: Perdidos, en México) y “Buffy the Vampire Slayer” (Buffy la Caza Vampiros, en México) une fuerzas con su colaborador y amigo, la eminencia geek, Joss Whedon, guionista comiquero, y también reconocido creador de series como la misma “Buffy…”,  y la cancelada serie de ciencia ficción de culto “Firefly”. Al mismo tiempo, el perfil de Whedon, aunque nunca olvidado por la comunidad geek,  ha recobrado spotlight internacional al ser el que tomó las riendas de la ultraexitosa versión cinematográfica de “The Avengers” (Avengers: Los Vengadores, en México) cosa que sin duda influyó en el hecho de que “The Cabin in the Woods” finalmente encontrara una fecha para estrenarse, además del súbito ascenso a la fama de uno de sus actores, cara desconocida al momento de rodar la película. La campaña publicitaria de “The Cabin in the Woods” se encargaba de decirle a la audiencia que ésta no era tu típica película de horror y que por supuesto, iba a apuntarle con el dedo y a jugar con los varios clichés y convenciones del género, como lo hizo “Scream” (Scream: Grita antes de Morir, en México) tan brillantemente en 1996. Ese elemento, al menos para los seguidores de este tipo de películas, por si solo, era una gran atracción para esta propuesta, así que me di a la tarea de cazarla hasta poder verla, y finalmente lo hice ¿Qué terminó siendo “The Cabin in the Woods”?
La historia en papel, es completamente cliché, se las dejo aquí, sin caer en detalles y por ende en ningún spoiler. La película  sigue a tu típico grupo de universitarios estadounidenses, comenzando por la ingenua y virginal, Dana (Kristen Connolly), el atractivo atleta, Curt (Chris Hemsworth),  su libertina novia, Jules (Anna Hutchison) y el marihuano seudofilosófico Marty (Fran Kranz) entre otros. Juntos, se montan en una casa rodante para ir a visitar una cabaña en las entrañas del bosque para pasar un fin de semana nadando, bebiendo y divirtiéndose. Obvio, hay horrores que los esperan, con una interesante giro detrás.
Es difícil hablar de lo que buena que es “The Cabin in the Woods” sin caer en terreno spoilerífico, ya que sus virtudes caen mayormente en la naturaleza de su historia, su tercer acto que por supuesto incluye la revelación donde se nos hace entender, el porque de toda la historia. Pero bueno, dejando las cosas un poco vagas platiquemos de lo que si podemos platicar. El filme es entretenido de principio a fin, seguimos a nuestros personajes cliché, siguiendo la fórmula ya trazada por el cine de terror a través de los años, pero digamos que al mismo tiempo se desenreda una trama alterna ligada a lo que estamos viendo que, vaya, no desde un principio le encontramos sentido, pero definitivamente nos mantiene intrigados, y más importante que nada, entretenidos. El filme es atmosférico, violento con un par de sorpresas gore bien hechas sin convertirse en un abuso, es terrorífico al menos en un par de escenas, con toques cómicos bien colocados y contiene un genial villano (¿o villanos?). Para cuando la película marcha ya hacia su tercer acto, se convierte en un espectáculo genial que tendrá a cualquier fan del género aplaudiendo y salivando de emoción. Es todo un estuche de monerías.
Cuenta con actuaciones correctas y necesarias para la historia, con su elenco joven cumpliendo sus papeles con creces, naturales, sin mucha exageración y digo, aunque sea tu grupo típico de arquetipos del cine de terror estadounidense, uno se encuentra deseando que sobrevivan o al menos te encuentras de su lado. Uno de ellos como sabrán, es el australiano Chris Hemsworth, haciendo bien lo que hace en uno de sus trabajos previos a convertirse en el ícono comiquero, Thor. Cabe que mencionar que Fran Kranz es la genial sorpresa del elenco, robándose por completo la escena con su stoner humor. Otros personajes claves, son los interpretados por Richard Jenkins y Bradley Whitford, ambos actores experimentados que parece que se divirtieron muchísimo con sus respectivos papeles, excelentes escenas las que comparten, y por supuesto ellos le dan voz a la estructura de la película. Ellos tienen la mayoría del diálogo expositor, pero lo hacen con carisma y cumplen.
Para no darle mas vuelta al asunto, lo digo ya; “The Cabin in the Woods” es sin duda una de las mejores películas del año, y claro uno de los mejores títulos de horror del nuevo milenio, además de ser una bocanada de aire fresco, revitalizador al género. Un ejercicio muy divertido, complejo, interesante, con un replay value innegable. Felicidades a Drew Goddard por un excelente debut como director, y me encanta saber que Joss Whedon y su talento se apuntan un éxito más en el mundo del cine. No dejemos que esta pequeña joya pase desapercibido, hagámosle publicidad y que la gente que disfrute de una buena película de terror vaya a verla, y los que no disfruten del género también vayan a verla, me atrevo a decir que querrán hablar de ella durante horas después de hacerlo, de seguro no saldrán decepcionados. 

"...and that makes what sort of sense?" - Marty

4 comentarios:

Normita Enríquez Rojas dijo...

Me encantóoooo! Súper súper encantó. La quiero ver otra vez. El uber geek Joss no defrauda.

Qué bueno que ya estás de vuelta! :D

Sam_Loomis dijo...

Lo se, definitivamente es una para volverse a ver.

Joss tiene la mano santa.

Gracias, ¡Es bueno estar de regreso!

:D

manipulador de alimentos dijo...

Una película esta 'La Cabaña del Bosque' tan desprovista de encanto y gracia que ni sus escasos momentos de humor e 'intriga' me dejan un recuerdo agradable. Un revoltijo de ideas: los realitys, las viejas películas de amigos en el bosque, no sé, será cosa mía. ¿Qué fue de 'La matanza de Texas'? Esa sí que era de humor y miedos :) Un saludo

Eita Kaleb dijo...

Terrible película, quedé decepcionado totalmente