ATENCIÓN

Queridos lectores,

Este espacio a evolucionado a algo un tanto diferente, los invito a que me continúen leyendo en mi nuevo blog, titulado Totally Unrated 2.0

Saludos y hablemos de cine.

jueves, 6 de agosto de 2009

Desperation (2005) - Una completa desesperación... por que la película acabe

Stephen King es uno de mis autores favoritos, así como estoy seguro que es de los autores favoritos de muchísima más gente. King ha creado historias y personajes de gran peso y gran calidad en el género del horror literario, y por supuesto, por eso mismo, la influencia de Stephen King, y su trabajo, se ha colado a la televisión y al cine en muchísimas, pero muchísimas películas, mini series, programas de televisión, etc. Muchas muy buenas y muchas muy malas. Así como han habido películas basadas en trabajos de Stephen King que han sido completamente sólidas como “The Shining” (El Resplandor, en México) y “Misery” (Miseria, en México) también han lanzado horribles abominaciones como “Children of the Corn” (Los Niños del Maíz, en México) y muchas más. Pero, debo decir que siempre las películas que hay a raíz de Stephen King siempre tienden a entretenerme y aunque las considere malas muchas de ellas las volvería a ver o las agregaría a mi colección. Éste no es el caso con el filme del que hablo hoy. El director y creador de la serie “Masters of Horror” (Maestros del Horror, en México), el Estadounidense, Mick Garris ha dirigido ya varias adaptaciones del trabajo de Stephen King, incluyendo el remake en forma de mini-serie de “The Shining”, la mini-serie de “The Stand” (La Danza de la Muerte, en México) y el segmento escrito por Stephen King del filme de antología “Quicksilver Highway”, entre otros. Después de trabajar con el material del famoso autor de horror, Mick Garris marca su sexta vez con “Desperation” (Desesperación, en México). Televisada por la cadena de televisión Estadounidense ABC, “Desperation” fue transmitida en el 2006 y recibió números de audiencia realmente decepcionantes, aunque claro que esto tal vez tuvo que ver con que su fecha de transmisión coincidió con la del Reality Show mamón y súper exitoso “American Idol”. Posteriormente, “Desperation” fue lanzada en DVD. El telefilme dirigido por Mick Garris, está basado en la novela de Stephen King del mismo nombre y su guión está escrito por el mismo King, adaptando su propio trabajo para la pantalla. Bueno, entonces ¿Si Stephen King adaptó su propio trabajo, el producto final no debe de salir tan mal no?
La historia de “Desperation” comienza con un macabro y misterioso alguacil local llamado Collie Entragian (Ron Perlman) que “arresta” a viajeros que pasan por la carretera de Nevada y se los lleva prisioneros a la estación de policía de un desolado pequeño pueblo llamado... ¿adivinas?, claro, Desperation. Entre las personas que Collie ha atrapado se encuentra un escritor famoso, John Edward Marinville (Tom Skerritt), una mujer cuyo esposo es asesinado por Collie, Mary Jackson (Annabeth Gish), y una familia encabezada por el padre, Ralph Carver (Matt Frewer), la madre Ellie (Sylvia Kelegian) y su pequeño hijo, David (Shane Haboucha). Mientras tanto, el asistente de Marinville, Steve Ames (Steven Webber) y una viajera sin rumbo, Cynthia Smith (Kelly Overton) viajan por el pueblo tratando de encontrar al desaparecido Marinville, mientras el siniestro Collie los tiene prisioneros en la estación de policía. Resulta que un demonio antiguo llamado Tak, fue liberado cuando una compañía minera estuvo haciendo excavaciones cerca de Desperation, y eventualmente se apoderó del cuerpo de Collie, así que ahora Tak, en el cuerpo de Collie, buscará un nuevo huésped ya que los cuerpos humanos se van deteriorando rápidamente.Muchas veces uno desconfía en las películas hechas para la televisión, pero muchas mini-series basadas en trabajos de Stephen King, o películas para la televisión, han sido bastante efectivas como por ejemplo el remake de “Salem’s Lot” (El Misterio de Salem’s Lot, en México) del 2004, o la clásica “It” (Eso, en México) del año 1990. Pero, a decir verdad “Desperation” no cabe en una de éstas descripciones, y de hecho tampoco termina siendo una de esas películas de Stephen King, que no son buenas pero tienen secuencias emocionantes y por la misma calidad casposa del filme, termina siendo una experiencia muy divertida como lo fue “Maximum Overdrive” (8 Días de Terror, en México) que fue el único filme dirigido por el mismo Stephen King y “Dreamcatcher” (Cazador de Sueños, en México) cuyas historias involucraban a máquinas de cualquier tipo que se volvían locas e intentaban asesinar a personas, y a una raza alienígena que se gestaba en el cuerpo humana para luego ser expulsada por el ano, respectivamente. Esas son películas “tan malas que ya son buenas”, pero no, “Desperation” está atrapado en el inframundo de la horrible y blanda y aburridísima mediocridad. Desde éste momento mencionaré la única calidad rescatable de ésta pérdida de tiempo, y esa es la exagerada sobreactuación de Ron Perlman en el papel del psicótico Collie Entragian. Perlman se maneja a veces tétricamente, a veces de manera cómica, pero su energía actoral es lo único que mantiene el filme vivo durante su primera mitad porque Perlman solo aparece durante la primera mitad ya que su personaje se esfuma de pronto, y ahí es cuando las cosas se vuelven REALMENTE malas.
Para empezar, el concepto es un poco raro ya que se trata de un demonio que fue liberado gracias a una compañía minera que estuvo bombardeando y excavando el área, así el demonio, llamado Tak, que es una especie de ente de la naturaleza, porque puede controlar a los elementos del desierto como las arañas, las serpientes, etc. invade los cuerpos de las personas y también las mata, pero realmente sin ningún propósito. Nunca se nos explica que es lo que Tak busca, o quiere, simplemente es maligno porque sí, y estaría bien en alguna otra película donde el resto de la trama lo sustentara pero aquí, que no hay nada de donde aferrarnos, un motivo para la maldad de Tak o su maldito orígen sería interesante, y más que nada, necesario. Pero fuera de la mediocridad de la historia, “Desperation” se vuelve cada vez más cansina y completamente risible cuando su trama se comienza a convertir en una especie de lección religiosa, ya que el personaje del pequeño niño, David, interpretado por el ultra irritante Shane Haboucha empieza a tomar el virtual protagonismo de la historia actuando de manera completamente fastidiosa y seria, y escupiendo líneas de diálogo plagadas de referencias a la Biblia, a Jesucristo, y a todas esas cosas que volvieron a la historia un aburrido e irritante híbrido temático que la verdad no me imagino como es que funcionó en su versión literaria, si es que lo hizo. De pronto éste personaje David, empieza a liderar el grupo de “sobrevivientes” diciéndoles que “tienen que hacer lo que Dios les diga” y que “están ahí para cumplir la volunta de Dios” y cuando le preguntan “¿Qué es lo que Tak quiere?”, “no importa” contesta David “solo importa lo que Dios quiere”, absolutamente infumable y aburrido, estuvo varias veces tentado a apagar el reproductor de DVD y desechar éste disco de manera inmediata (ya que lo compré a ciegas porque lo encontré baratísimo en un botadero de DVDs pero, ni siquiera vale la pena su bajo precio).Las actuaciones a excepción del show interesante de Perlman, van de decentes a horribles, Tom Skerritt, quién es prácticamente de los mejores actores del elenco entrega una actuación decente la mitad de la película para luego convertirse en el héroe cambiado por la lección moral y religiosa de la historia. Absolutamente patético, pero esto es mas culpa del personaje que de la actuación de Skerritt. Steven Webber, quién fue de los que tuvo una actuación blanda y genérica pero lo suficientemente soportable rápidamente es olvidado para darle protagonismo a éste maldito niño que como personaje y como actor logró irritarme de manera alarmante. A mí nunca me gusta cuando personajes niños toman mucho protagonismo en películas, porque los actores tienden a ser malos y los personajes muy mal escritos y cursis (claro, hay excepciones, pero pocas). Matt Frewer, quién es un actor decente no se le da un papel importante, y Henry Thomas quién también suele trabajar de manera tolerable tiene un papel bastante reducido aquí. Yo quería que "Desperation" me gustará, ya que yo vivía en la ciudad donde fue parcialmente filmada, Tucson, Arizona en Estados Unidos durante su filmación y simplemente por eso sentí que estuve cerca de una filmación de una película de Stephen King, aunque terminó siendo una bastante mala. En fín, todos los factores se alinean aquí para hacer a “Desperation” una tortura de 131 minutos bastante desechables. Admiro que Mick Garris sea el creador del concepto de “Masters of Horror” y que sea un constante apoyo al género del horror, pero como cineasta o director, nunca se ha podido desenvolver correctamente. Su trabajo siempre es un tanto mediocre, un tanto aburrido, un tanto malo. Aquí, no es la excepción ya que “Desperation” es lo peor que he visto de Mick Garris, y definitivamente de las peores adaptaciones del trabajo de Stephen King. El título del filme realmente la describe, una completa desesperación. Evítenla.
“Son, I will put a stick through your mother, and spin her around til she catches fire, if I so desire! And you cannot stop me, and I'll come back for you!” – Collie Entragian

9 comentarios:

Hombre Lobo dijo...

Por desgracia la ví hace ya bastante tiempo, y suscribo tu opinión totalmente. Ahora me lo pienso mejor si veo el nombre de Mick Garris en la pantalla.

La verdad es que la novela en sí tampoco está entre las mejores de Stephen King, y si se salva es más bien por sus conexiones evidentes con la saga de "La Torre Oscura" (Tak, de hecho, es un demonio de ese mundo) y por el curioso experimento que Stephen King realizó con su publicación.

"Desperation" y "The Regulators" (por si a alguien le interesa el tema) son dos novelas que Stephen King publicó simultáneamente, la segunda bajo el pseudónimo de Richard Bachman, y ambas cuentan más o menos la misma historia con los mismos personajes pero narrados de forma diferente y en una "situación" distinta. En su momento pensé que "The Regulators" era mejor novela, pero "Desperation" era más fácil de adaptar. Ya veo que eso no fue suficiente.

En fin, la miniserie es un desastre, sin duda. Al menos consígue los dos libros.

Un gran saludo.

Sam_Loomis dijo...

Si sabía sobre una conexión entre los dos libros, aunque no he leído ninguno de los dos. "The Regulators" lo tengo por aquí en algún lado, no se como llegó. Pero la verdad, preferiría adentrarme antes en otros materiales de King que no he podido checar, antes de leer estos dos libros.

Y sí, la adaptación de "Desperation" es una completa pérdida de tiempo.


¡Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Sabiendo quién dirige (su The Shinning televisiva me pareció intragable), paso de verla.

“Maximum Overdrive” se llamó en España "La rebelión de las máquinas" (título inventado pero bastante apropiado), y recuerdo haberla visto por primera vez siendo muy pequeño e impactarme bastante. Luego repetí varias veces, hasta convertirla en una de mis míticas de los 80. No la veo tan mala para estar dirigida por el propio King, y la banda sonora de AC/DC es cojonuda :)

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Jajaja, coincido. El "The Shining" de Garris fue bastante malo.
Y "Maximum Overdrive" es todo un clásico del 80's cheese.

¡Saludos!

Jorge - cinenovedades dijo...

Y si. En lo que respecta a miniseries de Stephen King creo que hay literalmente para todo los gustos. "Desperation" es realmente muy floja, en eso coincido absolutamente contigo. Las que si me han gustado muchísimo son "Rose Red" y sobre todo "Storm of the Century", que están basadas en guiones televisivos del gran Stephen King. También recuerdo como destruyeron a su magnífica novela "The Tommynockers", haciendo una adaptación francamente deplorable. Asi que en definitiva, hay de todos los colores.
Abrazo!

Sam_Loomis dijo...

La verdad, "Storm of the Century" no la he visto, pero "Rose Red" me pareció bastante mala también. Aunque coincido contigo que "The Tommyknockers" fue una absoluta basura. Stephen King ha sido adaptado tanto y ha tenido tanto de su trabajo en pantalla, que de verdad e pueden encontrar magníficas joyas al mismo tiempo que material completamente desechable...

¡Saludos!

Anónimo dijo...

just dropping by to say hey

Eita Kaleb dijo...

Estoy en desacuerdo con la crítica, no es la mejor película, pero tampoco es deplorable, simplemente es entretenida. Ahora bien, la novela ganó un premio Locus en 1997 como mejor novela de terror, con el cual estoy de acuerdo ya que algunas, si no todas, secuencias son muy detalladas y macabras

juan sbres dijo...

Cuando termine la novela,busque en la web la pelicula,la mire 8 minutos y ya la quite.