ATENCIÓN

Queridos lectores,

Este espacio a evolucionado a algo un tanto diferente, los invito a que me continúen leyendo en mi nuevo blog, titulado Totally Unrated 2.0

Saludos y hablemos de cine.

martes, 15 de junio de 2010

Green Zone (2010) - La guerra de las mentiras

Como todas situaciones globales, la ocupación de Irak por tropas Estadounidenses y el conflicto en el Medio Oriente ha sido un capítulo que trastocó la historia, y claro, al mismo tiempo ha emanado más de un par de películas de la maquinaria Hollywoodense. Están las que se enfocan en el lado más humano de la guerra y sus consecuencias como “Brothers” (Entre Hermanos, en México) del año 2009, y “In the Valley of Elah” (En el Valle de las Sombras, en México) del 2007. Otras, toman un poco más la ruta de “película de acción” aunque aún así muestran con la cara seria los tejes y manejes del conflicto ya mencionado como lo hizo “The Kingdom” (El Reino, en México) en el 2007 y “Body of Lies” (Red de Mentiras, en México) del año 2008. Después de que la ganadora del Oscar en el 2009 “The Hurt Locker” (Zona de Miedo, en México) haya puesto el estándar alto para las películas con ésta temática, siendo un filme que al mismo tiempo es un análisis en la psicología de la guerra y un filme muy intenso y emocionante, resulta bastante difícil darle seguimiento a tal calidad. Así viene la película de la que hablo hoy, “Green Zone” titulada en México curiosamente “La Ciudad de las Tormentas”. Ésta película se enfoca, como muchas de las mencionadas, en un aspecto específico del conflicto con Irak y parte su historia desde ahí. Las películas con ésta temática usualmente me llaman la atención, pero más atractiva se me hacía la película porque reunía por tercera vez al director inglés Paul Greengrass, con el actor Matt Damon, después de haber colaborado en las magníficas “The Bourne Supremacy” (La Supremacía Bourne, en México) y “The Bourne Ultimatum” (Bourne: El Ultimátum, en México). Greengrass y Damon trabajan con un elenco sólido de actores de reparto y con un guión de la mano del experimentado Brian Helgeland, responsable de otros filmes de mi agrado como la versión del 2004 de “Man on Fire” (Hombre en Llamas, en México) y también adaptó la genial “Mystic River” (Río Místico, en México). Con un equipo sólido detrás de ésta película, parecía que “Green Zone” iba por la dirección correcta, pero su mala fortuna fue que terminó siendo un muy mal fracaso en la taquilla estadounidense, aunque eso no es factor para decidir si una película es buena o mala. Ya mencionado esto, ¿“Green Zone” fue una película que aprovecha todo el talento involucrado, o simplemente es un filme más de guerra que pasa desapercibido?El filme se ambienta a principios del 2003 en Irak, donde conocemos al Jefe Roy Miller (Matt Damon), un oficial del ejército estadounidense y líder de un operativo que busca armas de destrucción masiva escondidas por el régimen caído de Saddam Hussein. Nos vamos dando cuenta como Miller y su equipo arriesgan sus vidas en ciertas locaciones para terminar sin encontrar nada, y ahí es cuando Miller cuestiona la fidelidad de la información que se le está proporcionando, dado esto se alía con un oficial de la CIA, llamado Marty Brown (Brendan Gleeson) y la periodista del Wall Street Journal, Lawrie Dayne (Amy Ryan) para descubrir quién es “Magallanes”, el supuesto informante Iraquí, responsable de la información. Pero Miller se dará cuenta que los planes del burócrata Clark Poundstone (Greg Kinnear) representante del Departamento de Defensa de Estados Unidos en Irak tiene un plan mucho más sombrío entre manos.Al principio me acerqué con un poco de cautela, aunque sin disminuir mi interés a ésta película porque pensé que “Green Zone” iba a explorar demasiado el lado “documental” de la situación con las supuestas armas de destrucción masiva en Irak, pero para mi gusto, el director Paul Greengrass y compañía lidian con el tema desde una perspectiva digerible y claro, desde el enfoque de un thriller de acción bien hecho. “Green Zone” es un filme muy bien dirigido que agarra al espectador desde un sólido y emocionante principio, todo lo que uno espera de un thriller ambientado en la guerra. La dirección de Greengrass aquí es reconocible como siempre, ya que muchos han apuntado la técnica de la “shaky cam” o “cámara tembolorosa” que usa, que entiendo como para algunos se les pueda complicar el visionado de la película, pero en lo personal, yo creo que la shaky cam fue peor ejecutada en, por ejemplo, “The Bourne Supremacy”, aquí creo que nunca le quita enfoque o intensidad a la acción que se está llevando a cabo en pantalla. Las escenas de acción, ya sean a la luz del sol o en casi plena oscuridad son fotografiadas de manera excepcional y le dan un autenticidad a la película ya que todo se siente orgánico, natural y espontáneo, ya que Greengrass es bueno en darle ese sentimiento de inmediatez a sus películas como lo vimos más claro en “United 93” (Vuelo 93, en México) filme por el que consiguió una nominación al Oscar. Dejándo por un lado la acción, el guión es conciso y deja que la historia y la trama se vaya desarrollando a paso apresurado pero sin obviar detalles, y manteniendo la tensión y el interés, inspirado en un best-seller llamado “Imperial Life in the Emerald City” escrito por el periodista Rajiv Chandrasekaran que detalla la vida dentro de la “green zone” o “zona verde” de Irak. Poniendo aparte el hecho de si uno criticó o no la invasión de Irak por los Estados Unidos, “Green Zone” es un thriller bien hecho que se puede disfrutar en muchos niveles, y claro, si uno concuerda con la crítica al gobierno de George W. Bush, pues se puede disfrutar tal vez un poco más, jeje. Aún así reitero, dejando mensajes políticos a un lado, el filme es intenso, bien dirigido, bien actuado y muy entretenido.
El talento actoral aquí es innegable, empezando por un sólido estelar de Matt Damon quién se diferencia de su reconocible personaje de acción, Jason Bourne, para entregar a un hombre muy diferente y muy creíble como el Jefe Roy Miller, Damon sin duda es un protagonista imponente y carga el filme en sus hombros de manera correcta. El reparto también funciona bien comenzando con Greg Kinnear como la quintaesencia del cínico y siniestro burócrata que obedece a intereses más privados que públicos, Amy Ryan tiene un rol reducido aquí como una periodista que se encuentra atrapada entre la verdad y la fabricación. Brendan Gleeson funciona bien aquí como la voz de la razón y virtualmente el único aliado del personaje de Damon en su cruzada por la verdad. También tenemos a un sólido Jason Isaacs en un rol un poco más desechable, un rudo soldado estadounidense manejado por las sombrías intenciones del personaje de Greg Kinnear. También vale la pena mencionar a Muayad Ali como un Iraquí que simpatiza con el personaje de Damon, e Igal Naor como Al Rawi, uno de los generales de Saddam Hussein y pieza clave de la historia.“Green Zone” es un thriller de guerra con mucho talento detrás, y para mí se notó bastante. El filme logró ser una historia interesante e intensa, metiéndose con un par de aspectos y situaciones de la vida real pero sin dejar su calidad de thriller y de película de ficción. Para mí, el filme fue un par de horas muy entretenidas y no dudaría en recomendarla a quién sea.
“Put your fuckin’ game face on.” – Roy Miller

8 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Aquí sí coincidimos. Notable thriller de acción/bélico.

La dupla Damon-Greengrass no falla, aunque desgraciadamente no le fue muy bien en taquilla. Una lástima que luego películas infumables sí triunfen y ésta no recupere ni siquiera su presupuesto.

Saludos ;)

P.D.: No soy muy fan de la cámara al hombro, pero Greengrass es el único director que sabe darle un buen uso.

Sam_Loomis dijo...

¡Ja! Que interesante es a veces coincidir, y si, como dices la dupla Damon-Greengrass es de temer y también estoy contigo en que es una lástima que no muchos la fueron a ver.

En cuanto al "shaky cam", aquí en ésta película creo que se aprovechó bien, pero por ejemplo en aquella pelea en "The Bourne Supremacy" donde Bourne sorprende al personaje interpretado por Marton Csokas en su casa, me molestó un poco.

¡Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Sí, es cierto que en algunos momentos puede llegar a ser un poco molesta y mareante. Depende de la secuencia. Aún así, creo que Greengrass es quién mejor la maneja.
Tipos como Peter Berg o D.J. Caruso lo han intentado con resultados nefastos, para mi gusto.

;)

Sam_Loomis dijo...

¿Peter Berg usa mucho el 'shaky cam'? Recuerdo haber visto "The Kingdom" y "The Rundown" y ambas me encantaron.

En cuanto a D.J. Caruso, sus películas no me han entusiasmado mucho desde un principio.

¡Saludos!

Fantomas dijo...

De las cintas que han salido en el último tiempo esta es una de las que quiero ver, pero que lamentablemente no he tenido tiempo para hacerlo. Por lo que tú y Pliskeen comentan, Damon-Greengrass nuevamente demuestra ser una dupla de calidad, lo cual se agradece.

Buena reseña y felicitaciones por el cambio del diseño del blog.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Muchísimas gracias Fantomas, y espero que puedas ver "Green Zone" en algún momento, es de lo mejor que me ha tocado ver en el año.

¡Saludos!

scotty dijo...

El cine de Greengrass siempre apasiona por su dinamismo narrativo, casi crispado y, sobre todo, por su fuerte carga de denuncia política lo haga o no con argumentos directos, caso de esta película o de United 93 (en mi opinión, superior)o en la saga Bourne, pura ficción impregnada de realismo político.

Interesante blog que no conocía y que me apunto para seguir. Espero que el mío te guste.

Un cordial saludo.

Sam_Loomis dijo...

Tienes toda la razón Scotty, las películas de Greengrass son productos que valen la pena visitar y revisitar.

Muchas gracias, y me doy una vuelta por tu blog.

¡Saludos!